Cien sonetos de amor – LXXXI

Ya eres mía. Reposa con tu sueño en mi sueño.
Amor, dolor, trabajos, deben dormir ahora.
Gira la noche sobre sus invisibles ruedas
y junto a mí eres pura como el ámbar dormido.
Ninguna más, amor, dormirá con mis sueños.
Irás, iremos juntos por las aguas del tiempo.
Ninguna viajará por la sombra conmigo,
sólo tú, siempreviva, siempre sol, siempre luna.
Ya tus manos abrieron los puños delicados
y dejaron caer suaves signos sin rumbo,
tus ojos se cerraron como dos alas grises,
mientras yo sigo el agua que llevas y me lleva:
la noche, el mundo, el viento devanan su destino,
y ya no soy sin ti sino sólo tu sueño.

Pablo Neruda

Anuncios

OTRA VEZ, Soñando Despierto!

Después de mucho, otra vez regreso a atormentarlos con mis errores y mis aciertos, con todo eso que se piensa pero da miedo decir, con cada palabra de aliento y cada barbaridad que se me ocurra.

Otra vez, pensé que era fácil escribir de muchas cosas, pero solo cuando estas frente al teclado te das cuenta lo difícil que es ordenar tus ideas y ponerlas en una oración, pero así mismo ocurre en el día a día cuando se te hace cuesta arriba cumplir con tus obligaciones sin dejar nada de lado.

Entonces después de unas cuantas tasas de café y distraerme con banalidades recuerdo que no escribo para nadie, sino para mi, para ver en retrospectiva cada una de esas cosas que siento y OTRA VEZ me cuesta ordenar.

Empiezo un nuevo café que me deleita con su aroma y me transporta a esa mágica quebrada Merecure de Altagracia de Orituco, donde conocí a tan impresionantes personas que nos recuerdan quien es el verdadero Venezolano, ese que abre las puertas de su casa, que comparte y más allá de las cosas materiales hay experiencias, cuentos y mil anécdotas que contar, esas tardes que entre risas se volvieron noches y de pronto estamos ahí en esa casa con techo de caña amarga que data de los tiempos coloniales hablando de causalidad con la bella Natalia quien explica que las casualidades no existen y por un momento puedo verme en un espejo, sentir paz en el aquel hogar lleno de amor, de sueños, de esperanzas.

No se trata de lo que hagas, sino  con quien lo hagas, ¿que importa si viajas por el mundo? ¿que importa el dinero? ¿que importa la vanidad? ¿que importa si tienes ropa de marca y camioneta del año? si al final estas solo y sin momentos felices.
OTRA VEZ, yo prefiero estar acá en mi mundo con quien quiero, sin tener lujos pero sí amigos de verdad, muchos sueños que cumplir, muchos éxitos que celebrar y muchos lugares y personas por conocer.

¿Entonces la crisis es económica o cultural?

Es impresionante en la Venezuela que estamos viviendo, en este momento estoy reflexionando de ¿quien le hace mas daño a la sociedad venezolana?, si los medios de comunicación que se empeñan en desinformar a la población e impulsar una crisis económica (algo que no van a lograr) o las personas que creen en esos medios que solo les dicen mentiras y salen como unos borregos a comprar de manera descontrolada productos en los supermercados. 

En un primer momento creí entender que la población se preocupara por comprar leche, carne, pan y otros productos de primera necesidad pero es indignante ir al supermercado y ver a las personas comprando cuatro paquetes de doce rollos de papel higiénico, ¿que persona requiere cuarenta y ocho rollos de papel?….
Entonces me pregunto ¿quien realmente genera el desabastecimiento? ¿los medios o las personas?, ¿hay crisis o hay mucho dinero y algunos medios generando compras desesperadas?, ¿quienes son los mas beneficiados de las compras de esa manera? (Algunos empresarios, quienes por cierto están muy ligados a los dueños de los medios en Vzla, son beneficiados económica y políticamente, porque venden toda su producción y ademas son los mismos que sabotean y critican al gobierno nacional, utilizando su dinero para conspirar. claro esos mismos que financian los partidos políticos de derecha en Venezuela, ya que sueñan con conquistar el poder político en nuestra nación y poder aumentar sus precios con la excusa de la mano invisible del mercado).

La crisis no es económica, seguimos viendo licorerías y supermercados llenos de personas, largas listas de espera para adquirir carros últimos modelo y al abrir una tienda de tecnología (como fue el caso reciente en Carabobo) se hacen largas colas para adquirir a un alto costo teléfonos, aires acondicionados, televisores (ninguno de los productos son de primera necesidad) y muchas cosas que el sistema nos dice que son importantes para que te sientas bien. 

¿Entonces la crisis es económica o cultural?Imagen